21/3/11

Viaje a San Clemente, Belmonte y Aranjuez

Con unas predicciones de tiempo inestable y frío partimos el día 5 de marzo desde la Facultad de Geografía e Historia en dirección a nuestra primera visita, la villa de San Clemente. Villa desconocida para muchos de nosotros y que nos impresionó por su historia plasmada en sus calles, torreones, Plaza Mayor e Iglesia de Santiago Apóstol.




"La época de mayor esplendor de San Clemente fue durante los s.XVI y XVII. Durante este periodo la Villa fue cabeza de partido con Corregidor, y en ella residía el Gobernador del marquesado de Villena, que desde aquí gobernaba la provincia y el marquesado (bajo la dependencia de los Austrias).


El sabor renacentista de este gran periodo queda reflejado en la mayoría de los edificios, en donde destaca el conjunto urbanístico de la Plaza Mayor, corazón del Conjunto Histórico-Artístico, con los edificios del: Antiguo Ayuntamiento, La Audiencia Real, Posito e Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, de Andrés de Vandelvira, representante del renacimiento manierista español del s.XVI. La mayoría de las Casas-Palacios, iglesias, ermitas y conventos de la villa serán de esta época."

Disfrutamos del paisaje manchego con los molinos de viento y la calma de sus colinas sembradas de cereales. En Belmonte visitamos el famoso castillo, lugar de rodaje de muchas películas que como nos contó Adolfo Bellido, alguna de ella dejó rastro en los maltrechos enseres del inmueble.




 Está muy bien conservado, se han restaurado la mayoría de sus estancias, que logra dar una imagen cercana a la forma de vivir y de ver la vida de la nobleza de los siglos XV y XVI


Abajo, en el pueblo, que viven en el siglo XXI preparaban sus disfraces y carrozas para el desfile de carnaval. No podíamos imaginar que aquel desfile representaría, para nuestro grupo de viajeros Nau Gran, unos momentos tensos y ridículos casi de película de Berlanga.



Al atravesar el pueblo en dirección a la carretera para Aranjuez nos dimos de bruces con un desfile de carrozas que nos impedía dar la vuelta. Era el desfile de carnaval. Tras unas discusiones de los políticos de Belmonte, incluso la alcaldesa nos quería denunciar, accedieron muy amablemente a que fuéramos tras la carroza del Apolo 2011 hasta enfilar la calle de salida.


En Aranjuez, después de cenar se realizó el sorteo de la plaza que nos regala la agencia de viajes, en esta ocasión la agraciada fue Carmen.



A la mañana siguiente iniciamos nuestro paseo cultural por Aranjuez comenzando en la Real Iglesia de San Antonio.




Luego en el Palacio Real  estuvimos acompañados de una guía que nos fue explicando cada una de las estancias del palacio, con sus historias de amor y de muerte. 





Dimos un paseo por los jardines con sus árboles poblados de ardillas y de invierno. La oficina de turismo de la ciudad nos ofreció una guía que nos fue relatando cuándo  se construyeron y qué sentido tenían las variadas fuentes que llenan los jardines.

Después de comer en el Restaurante "La Rana Verde", dimos un paseo por los jardines cercanos y algunos hasta dieron una vuelta por el canal antes de subir al autobús de vuelta a Valencia.