20/10/11

CINE CLUB: 500 DÍAS JUNTOS

Día 21 de octubre a las 17,30 en el salón de grados de la Facultad de Psicología, Avd. Blasco Ibañez continuaremos con nuestro ciclo de cine sobre el amor, con la película 500 días juntos que presentará nuestro compañero Adolfo Bellido.



Nacionalidad: Norteamericana, 2009. Dirección: Marc Webb. Argumento y guión: Scott Neustadlter y Michale H. Webber. Fotografía: Eric Steelberg. Montaje: Alan Edward Bell. Música: Mychael Danna y Rob Simonsen. Canciones: The Smiths, Simon y Garfunkel y Carla Bruni. Intérpretes: Joseph Gordon-Levitz (Tom), Zooey Deschanel (Summer), Chloé Grace Moretz (Rachel). Duración: 95 minutos.

El director: Es el primer largometraje dirigido por Marc Webb, nacido en 1974, realizador de cortos, episodios de series para televisión y de afamados videoclips, estilo (este último) que, sin duda, está presente en 500 días juntos, filme que en cierta manera puede integrarse dentro del denominado cine independiente norteamericano.




La película: 500 días juntos invierte el típico esquema del cine de Holliwood. Los papeles de chico y chica se intercambian. Él (Tom) es sensible, se encuentra frustrado en su trabajo;  ella (Summer) es distante, fría, triunfadora en cualquier trabajo que emprenda. La película  presenta los 500 días que han pasado desde que se conocieron. Se hace sin orden lógico, dando saltos en el tiempo. Los buenos momentos se alternan con los malos y los sentimientos de amor con los de odio; es precisamente la expresión de los sentimientos una las partes más atractivas del filme.

A pesar de ser una opera prima, Marc Webb nos sorprende por la estructura que aplica al filme al saltar los días de adelante a atrás hasta llegar al tramo final: a partir más o menos de los 400 la historia se cuenta de forma lineal. Se mezclan, además, diversos recursos: animación,  estética del video-clip, división de la pantalla para observar dos transcursos diferentes (o real e imaginado)  de una misma situación.

Ejemplo de buen hacer es el plano final de la fiesta en la azotea: Tom se queda solo en la calle y poco a poco su figura queda encerrada en un dibujo a carboncillo de la calle en la que se encuentra. Una buena forma de expresar tanto la soledad como el sentido de ridículo vivido.  
Las canciones de de The Smiths, Simon y Garfunkel y Carla Bruni se integran en lo que se cuenta, ya que sus letras interaccionan con la propia historia.  La película no sería lo que es sin los estupendos actores protagonistas: la química entre ellos es absoluta. Ella,  Zooey Deschanel es la querida Peiton de la serie juvenil One Tree Hill,  a quien vimos también en Di que sí, mientras que él, Joseph Gordon, se inició en el largometraje con 10 razones para odiarte. Eva Cortés 

(texto entresacado de su crítica sobre la película publicada en la revista de cine digital www.encadenados.org)