12/1/13

Visita y práctica fotográfica en La Lonja de Valencia



La primera convocatoria del taller de fotografía después de las fiestas de fin de año trajo una muy agradable sorpresa. Manolo nos proponía visitar La Lonja el 10 de enero con un guía de excepción: D. Manuel Jesús Ramírez Blanco (Arquitecto Restaurador de La Lonja). Cuando llegué hace tres años a Valencia, por supuesto visité este edificio tan especial, pero una visita con un testigo tan excepcional, no me hizo dudar ni un minuto y como pude comprobar esa fue también la reacción de la mayoría de los compañeros del taller.

A las 10.30 estábamos reunidos en la Plaza del Collado listos y armados de nuestras cámaras para iniciar la visita. ¡No defraudó! ¡Qué bien hicimos!



Manuel Jesús Ramírez vive la Lonja y transmite con estusiasmo y sencillez cada detalle histórico-arquitectónico desde su construcción inicial, sus ampliaciones así como los trabajos de restauración que se realizaron bajo su dirección, resaltando su preocupación por el respeto de la obra de los creadores y teniendo siempre en cuenta de dejar testimonio de lo original a los futuros arquitectos y restauradores.



Así nos recordó que el edificio de La Lonja, como lo conocemos hoy, no es un único edificio sino un conjunto de cinco edificios que se hicieron necesarios a medida que el comercio de la seda que se realizaba inicialmente por tierra fue creciendo y entonces se aprovecharon las vías marítimas del puerto de Valencia en plena expansión. En cada momento resaltaba la envergadura de la creatividad de Pere Compte y nos daba detalles sobre el alcance de los trabajos de restauración.


La visita fue muy interesante y tan amena que todos agradecemos haber podido disfrutar de esa señalada visita, con información tan privilegiada y fuera de las aglomeraciones de las visitas turísticas habituales.

Mi más sincero agradecimiento a Manolo Marzal por organizar esta visita y a Manuel Jesús Ramírez Blanco por brindarnos esta oportunidad y regalar unas horas de su tiempo libre a unos aficionados a la fotografía. ¡No sé cómo serán las fotos, pero la visita fue de primera!


(Texto y fotos de Yvette Gillot)