2/2/13

VIAJE A CUEVA DE DON JUAN, PASEO FLUVIAL Y COFRENTES


Vamos a intentar narrar el viaje del sábado 26 de enero, a la Cueva de Don Juan, el Paseo Fluvial por el Júcar y comida en Cofrentes. La zona a la que nos dirigimos es el Valle de Ayora, y está formado por los pueblos de; Ayora, Jalance, Cofrentes, Cortes de Pallás, Jarafuel, Teresa de Cofrentes y Zarra.
La salida como siempre en la Avda. Blasco Ibáñez, a la altura de la Facultad de Geografía e Historia, autobús muy cómodo, conductor Miguel… de primera. Maestro de Ceremonias Adolfo, como siempre con alma de Asociación, y una guía encantadora como es Esther.
Pues bien, con todos ellos y cuarenta y tantos pasajeros más, emprendimos viaje. Nuestra guía para  hacernos más agradable el camino, nos fue adelantando algo de lo que íbamos a ver, explicándonos un poco de la historia del Valle; nos recordó curiosidades como la diferencia entre musulmanes y moriscos, la historia de la expulsión de los moriscos y las consecuencias tan negativas que por ello se produjo, etc.…
La ruta por la nacional III hasta Requena y luego tomando el desvío hacia Cofrentes. Una vez allí, recogimos a Miguel, guía de esta comarca y que desde ese momento fue el encargado de con su singular forma “pasional” nos describiría toda la belleza de estas tierras.

Cueva de Don Juan
La Cueva de Don Juan está situada en Jalance y se accede después de pasar un sin-fin de curvas, si bien la distancia no es larga en kilómetros sí nos pareció debido, como digo, a lo sinuoso del camino. Las vistas preciosas, paisaje grandioso de pinares, llegamos a estar a 1000 metros sobre el nivel del mar, si bien la Cueva está a 600 mts. Una vez allí y divididos en dos grupos pasamos a visitar la Cueva que es como dijo Miguel el guía; no será la mejor, pero es la nuestra.  La Cueva de Don Juan, situada en la Sierra Boquera, se encontraron vestigios de vida humana de 8000 años antes de Cristo y sirvió de refugio a los moriscos que huían de Muela de Cortes, por su lucha para impedir su expulsión.

Paseo fluvial por el Júcar
En realidad el paseo fluvial, se realizó por el embalse de Cortes de Pallás, desde Cofrentes a Cortes de Pallás y vuelta. En el trayecto se admira un impresionante paisaje, con panorámicas espectaculares, entre las que destaca la hermosa vista de un castillo medieval del siglo XV, El Castillo de Chirel. Todo el lugar se halla cubierto de una gran masa boscosa de pinos y entre los matorrales pudimos ver varias cabras montesas. También indicó el guía que era frecuente la presencia de varias especies de aves  (Águila Real y Garza Real) sobrevolando los acantilados.


Cofrentes
Seguidamente, a toda prisa, con el estómago pidiendo combustible, nos dirigimos al restaurante Torralba, en el mismo Cofrentes.
¡Que ensalada…! que entremeses…! que cordero al horno…! que buen postre!,  ¡¡que a gusto comimos!!. La verdad es que se había hecho un poco tarde. Pero al final pudimos reponer fuerzas.
La sorpresa después de la comida fue el sorteo de siete cheques de treinta euros cada uno, dinero sobrante por la donación de la empresa de varios viajes gratis que normalmente en otras asociaciones se quedan los organizadores, pero que como dijo Adolfo, en la nuestra se sortea entre los asistentes. Esto es un acto de armonía para todos, y de alegría para los agraciados.


Por último visitamos la población de Cofrentes.  Calles, Plaza del Ayuntamiento con su mirador, Castillo, tienda de productos típicos artesanales en la que compramos las famosas mermeladas JALANCINA, de mora con café, de naranja con chocolate, el melocotón con almíbar, nísperos en almíbar, etc.…
Así nos llevamos un recuerdo muy dulce y Miguel el guía, nos dio miles y miles de “motivos para volver”
Antonio Cotolí García)