8/12/13

Viaje a Villena


Nuestra visita a Villena, el pasado 9 de noviembre en un día soleado pero fresco, salió tal y como se había programado gracias a Esther y a Laura del museo arqueológico de la ciudad que nos acompañaron en todo el recorrido. Nada más subir al autobús, primera sorpresa, nos devuelven 10 euros por menor coste del viaje.






Al llegar a Villena fuimos directos al Castillo de la Atalaya, muy reconstruido, con sus murallas del siglo XII. En sus estancias humildes nos vimos trasladados a una historia llena de guerras y conspiraciones. La vista del territorio nos mostraba la riqueza de esas tierras. Hay que agradecer a Laura, compañera de estudios de Esther, que nos mostrara el castillo con explicaciones muy centradas en la historia y la arqueología, aunque estaba cerrado al público por obras.




Visitamos la Iglesia de Santiago, con sus inmensas columnas helicoidales junto con la gran verja y los detalles mitológicos de las columnatas.



La gran sorpresa fue ver en el Museo Arquelógico la muestra de piezas halladas en los parajes cercanos que van desde hace 50.000 años junto con el tesoro de Villena, encontrado en 1963, compuesto de sesenta piezas de oro que estaban dentro de una vasija de arcilla. En seguida saltó la pregunta ¿quién la escondió? ¿su dueño ante una invasión extranjera o era un botín que los ladrones nunca recuperaron? Parece que nunca lo sabremos.



Lo que sí sabíamos era que íbamos a disfrutar de un comida, no muy copiosa,  con embutido de la zona, el trigo picao, pelota de relleno, la gachamiga. Además a siete de los viajeros los postres fueron más dulces por ser agraciados en el sorteo.





Para terminar nos acercamos al paraje conocido como Cabezo Redondo, y contemplar las excavaciones que se están llevando a cabo con restos de un asentamiento poblacional que van hasta 15.000 años a.c. Aunque el acceso era un poco intrincado, resultó más fácil gracias a Miguel, el chofer que nos acompaña en los viajes y con mucho afecto de todos y de todas.
A.D.

Fotos de José Luis Álvarez y Alfredo Domínguez