20/10/14

NOS RECOMIENDAN

Las canciones de Georges Brassens, nacido hace ya casi un siglo en Sète, al sur de Francia, fascinaron en su momento y siguen fascinando ahora por su sencillez, por su  ternura, por su carácter incisivo y divertido, irónico, por su permanente actualidad. El  día 24 de octubre, a las 23 h., una iniciativa felizmente promovida por la cantante valenciana Eva  Dénia ha conseguido reunir a un grupo de músicos que, en algún momento, sintieron esa atracción irresistible hacia el poeta nacido en Francia. El espectáculo se presenta  en la Sala Russafa de Valencia, un espacio comprometido con este tipo de propuestas.  Merece la pena acercarse a escucharlos. (M.G.)




El mar, de John Banville, el verdadero nombre del próximo Príncipe de Asturias de las Letras, es un sólido relato  que nos habla del dolor y la orfandad sentimental de Max Morden, tras la pérdida de su esposa. Este personaje, perdido en la desorientación de su duelo, se sumerge en los recuerdos de una adolescencia iniciática, en la que el descubrimiento del erotismo se enlaza con  el primer encuentro con la crueldad y la muerte. Banville muestra y demuestra su talento narrativo en la imbricación de los dos tiempos, el presente de la historia y la rememoración del pasado. El resultado es un relato profundo en el análisis de los procesos existenciales del ser humano y ligero en la organización de los materiales narrativos. En la novela, las bellísimas descripciones armonizan interior y exterior, emociones y  espacios. De este modo  emerge un universo  múltiple y ambiguo, en el que se funden planos y líneas psicológicas, marinas y telúricas, con los personajes deslizándose al unísono con el movimiento de las olas y sus mareas. GB



Perdida (2014) de David Fincher. Estamos ante una película mezcla de géneros y temas (crítica social, policiaco, reflexiones sobre el matrimonio, poder y manipulación de los medios de comunicación) excelentemente realizada y dónde se está ofreciendo al espectador los diferentes puntos de vista, y pensamientos, de los protagonistas. Las sorpresas pues en este sentido son mínimas. Algo que Fincher dice haber aprendido de Hitchcock y especialmente de esa obra maestra que es Vértigo. Realizador, quizá irregular pero siempre interesante, FIncher nos ha dado títulos tan grandes como Zodiac o La red social o tan copiados como Seven. Desde el esquema de Thriller, Perdida, se habla de las múltiples mentiras que van rodeando la vida de un matrimonio iniciado con un baño de azúcar convertido, años después, en traiciones y odios engarzado en esa pregunta cotidiana: ¿Qué piensas en este momento? Manipulación de masas y mentiras se dan la mano en esta buena película de David Fincher. AB