4/1/15

VIAJE A NOVELDA


Esperaba el día 29 de Noviembre con gran ilusión, era la fecha de la excursión a Novelda y llegó el día… pero acompañado de una lluvia que por un momento  hizo dudar de la idea de acudir o no a la cita, pero como los viajeros somos intrépidos, despachamos pronto los lamentos  cerramos los paraguas y nos pusimos en marcha con tan buena suerte que a medida que nos alejábamos de Valencia más  bonito se ponía el día y después de la parada del  almuerzo  ya nadie  recordó que amaneció lloviendo.

Novelda  es un municipio de España de apenas 76Km situado en el interior de la comarca del  Vinalopo.  Es un núcleo importante debido a  sus  fuentes de riqueza que provienen  principalmente  del cultivo de la uva, el azafrán y el mármol.  Para   hablar de todo esto y conocer más de cerca  su historia nuestra primera parada fue en Mármoles Spain, un museo emplazado en el interior de una empresa de mármol  que solamente  atravesando sus maravillosas puertas ya nos cautivó y el interior con sus escalinatas, el recibidor expuesto de un maravilloso y casi trasparente mármol ambarino fue un impacto visual  imborrable. Muchos detalles libros, máquinas antiguas, maquetas formaban una interesante colección pero lo importante fue la explicación del proceso de la uva (proveniente del reino de Murcia) su recogida, el embolsado del azafrán, introducido por un tal Alberola que hace un siglo se fue a la India a venderlo, abriendo así, un importante vía de comercio. La empresa  Verdú Canto Saffon cuenta con dos plantaciones en la Mancha, muy curiosa la exposición de los envoltorios, las carátulas reflejan las modas del momento,  y el invento en 1963, de un mecánico de motocicletas de Novelda, Francisco Martinez Diez, de una máquina que automáticamente  permite envolver 3.500 sobres ¡a la hora!,  la empresa Verdú tiene 113 años de implantación en el mercado.


El mármol es el sector que genera más ingresos y puestos de trabajo, a Novelda se la conoce como el Centro Mundial del  mármol ; exporta más del 60% del total de España. Todo este esplendor económico queda reflejado por toda la población. En sus calles salpicadas por los edificios modernistas pertenecientes a las familias más pudientes por ejemplo  la casa de Gómez /Tortosa, la vivienda familiar de los condes en 1899 fue adquirido por Doña Antonia Navarro Mira una de las familias más influyentes de Novelda, pionera en el negocio del azafrán y es un claro ejemplo de cómo vivía la burguesía de principios del s.xx, destacan las columnas de piedra caliza de estilo corintio sobre base de mármol rojo de la zona y el enrejado de hierro fundido.


Visitamos también el Casino que data de 1888, es un edificio de dos plantas, el artesonado magnifico y una reja de hierro contornea los 7000 m que constituyen el jardín, en el centro un cálido templete para las actuaciones musicales. La iglesia es la parroquial arciprestal de San Pedro Apóstol, se empezó a construir en 1553, la fachada principal es barroca de 1740; me llamó la atención la placa  de la puerta principal dedicada a los muertos y no a los caídos en la guerra civil española como era lo habitual. Bien.

Con tanto ir de aquí para allí,  las tripitas empezaban a plantar cara y decidimos visitar el restaurante Palacios que ya era hora. Bueno, bueno que alegría y qué arte. Saludamos al jamón y a su  compa el queso y esa cervecita fresca  y al gazpacho y el pan con ali oli y el postre, todo buenísimo… Además a ningún guiso se le resiste el hambre. La comida muy bien pero lo mejor la compañía , el buen ambiente no faltó de nada, tuvimos risas, sorteos, y un inesperado y coreado cumpleaños feliz que dejó a nuestro amigo Adolfo sin palabras, que ya es difícil, para palabras las que le dedicó Chimo que no sólo emocionó a Adolfo, sino a todos los presentes. ¡Fenomenal!



Bueno, una vez repuestos, nos dirigimos a visitar el icono de la villa. El Santuario de María Magdalena. El santuario lo proyectó el ingeniero textil José Sala, siguiendo la moda del estilo de Gaudi ya que él vivió varios años en Barcelona; la primera piedra se puso en 1918. Actuando como madrina Luisa Gómez Tortosa Navarro, nieta de doña Antonia y se  inauguró en 1946. La fachada tiene dos torres de sillería de 25 metros de altura, la cúpula la remata una cruz pétrea y orientada a Santiago de Compostela, la vista panorámica es amplia, se ve, abajo, el rio Vinalopó en este tramo, pequeño, en sus márgenes adelfas y el juncal la arquitectura de noble piedra se mezcla con la apacible arquitectura de casas, campo y agua que forman el paisaje tiempo, espíritu  fundidos, inmaterial, atemporal.

En los tímpanos frontales aparecen tres grandes azulejos valencianos creo que son obra de  Joan Llimona y donaciones de señores de Novelda; ya en el interior se pierde la visualidad de la piedra pero nos encontramos  a mi parecer con dos cosas importantes. 




En el altar mayor un cuadro de La Magdalena Penitente del pintor alicantino Gastón Castelló que lo pinto en 1946 y un órgano construido enteramente de mármol, consta de 80 tubos y es obra del artista Ivan Larrea. Concluida la visita, es hora de volver al autobús y regresar a casa.


Murmullos de conversaciones se van apagando… pronto nos dejamos adormecer por la calidez del  asiento y la mente se volcó en las cabriolas de los hermanos Max que  desde la pequeña pantalla nos hicieron reír. Novelda queda  atrás , pero no importa, por delante más viajes, más lugares por descubrir, nuevas experiencias por lo tanto sólo falta despedirnos hasta el próximo encuentro y agradecer  a todas la personas que  hicieron posible este viaje, su  ilusión y buen hacer.

(Texto de Manuela Estellés y fotografías de Tomeu Pla)