26/11/15

Viaje a Segovia

Como no podía ser de otra manera, y a pesar de coincidir con el cambio horario, a la hora convenida partimos en dirección a tierras castellanas con cierta preocupación en cuanto a las condiciones climatológicas pero con todo el entusiasmo e ilusión que estos viajes nos deparan.
        Como es habitual, había  compañero  invisible, en esta ocasión San Juan de la Cruz , que todas las mañanas nos daba los buenos días  con sus frases de bienvenida. La primera parada fue el Parque Arqueológico de  Segóbriga  donde, tras un agradable paseo, pudimos recorrer las ruinas de la ciudad romana (acrópolis, circo, teatro , anfiteatro, foro, termas, calles etc ) todo en un perfecto  estado de conservación.
Anfiteatro
         A   continuación partimos hacia Uclés donde visitamos su  monasterio de la Orden de Santiago: claustro,  refectorio ( espectacular  su artesonado), iglesia, fachada y exteriores. Una parte del  edificio esta restaurada  y en uso   quedando por restaurar aproximadamente el 50% del mismo.
Claustro del monasterio

  
  Tras la comida correspondiente partimos para  Segovia donde  nos alojamos  y descansamos para reponer fuerzas para las etapas siguientes.   
         Con nuevos bríos partimos hacia Sepúlveda ciudad que en su esplendor llego a tener  15 iglesias y  6 capillas románicas.  La Plaza Mayor  donde se encuentra el Ayuntamiento  se utilizo hasta 1970 como plaza de toros. La visita a la ciudad fue teatralizada en todo su recorrido por el pintoresco personaje de Dña. María siglo XIX , también nos acompañaban algunos  buitres  leonados  planeando sobre  nuestras cabezas  ( hay censadas 600 parejas que el año pasado han dado lugar a 400  crías más).
Doña María
          En la  iglesia  de Nuestra Señora de  la Peña  ( patrona de Sepúlveda ) se encuentra la portada con el tímpano más importante del románico de Segovia. Desde su mirador pudimos observar el paisaje  mesetario en todo su esplendor  y  colorido.

 
Nª Sra. de la Peña


 
Detalle del tímpano
                Tras la comida, partimos con una tarde lluviosa, hacia las Hoces del rio Duratón y la visita   de la Ermita de S. Frutos ( patrón de Segovia) . En  el  lugar abundan las leyendas  y tradiciones, una de las más extendidas  es la que  la que dice que, rodeando tres veces la piedra rectangular escondida debajo de un altar, se cumplirá el deseo pedido, lo intentamos  varios y solo lo consiguieron algunos, la belleza  y colorido del paisaje de las hoces resultó impresionante.


 
Hoces del rio Duratón
              El martes amanece nublado, la lluvia hizo acto de presencia en muy breve espacio de tiempo, abriendo y cerrando paraguas, recorrimos el impresionante acueducto de Segovia  palacios y edificios nobles para acabar en la espectacular catedral de Santa María y San  Frutos ( según   la leyenda  cuando pase la  última página  del libro que está  leyendo se acabará el mundo)


Catedral de Segovia


San Frutos
                Como la comida era libre, aprovechamos para visitar los abundantes restaurantes de la zona  y deleitarnos con una buena ración de cochinillo  o lechazo. La tarde se completó con una visita muy satisfactoria por el interior del  Alcázar y por un muy agradable paseo por el exterior comprobando in situ la belleza del otoño.

 
Alcazar de Segovia
           El siguiente día y tras un corto viaje, llegamos a la  Fábrica de Cristales de la Granja (actualmente inactiva salvo un pequeño núcleo de operarios que trabajan cara al público para mostrar  como se realizan esas bonitas piezas de vidrio). La visita a la fabrica fue muy instructiva pues la mayoría no sabíamos el proceso de la elaboración del vidrio, sus componentes  etc ... Gustaron mucho las obras  de arte depositadas en su museo. 

 
Trabajando el vídrio

                   Con el tiempo amenazando lluvia fuimos a visitar los jardines del Palacio de la Granja de S. Idelfonso, donde después de un chocolate calentito nos deleitamos con el paseo por esos frondosos y bien cuidados jardines, contemplamos sus maravillosas fuentes, los más osados fueron a visitar su famoso laberinto.
El laberinto


 
Fuente
           El día se completo con la visita al palacio de Rio Frio en el que contemplamos el Pabellón  de Caza y su museo  y posteriormente dimos un tranquilo y agradable paseo donde pudimos contemplar  gamos y ciervos en libertad,


Bosque Rio Frío

             De buena mañana partimos a pie hasta “ la casa de la moneda” actualmente museo desde 2012, situada al lado del  rio Eresma del que aprovecha mediante una pequeña presa el caudal de agua para mover las maquinas.
         En Torrecaballeros  visitamos sus interesantes iglesias románicas y una vez repuestas fuerzas partimos para Pedraza con un pequeño intervalo en el camino para visitar la iglesia románica de Sotosalvos. En Pedraza de   recorrimos sus limpias y cuidadas calles así como su castillo  comprado por Zuloaga en 1925 , tuvimos ocasión de poder hablar con una nieta suya que vive en el castillo. Las salas que visitamos están totalmente dedicadas a la obra de  Zuloaga donde nos descubren su gran afición a los toros (participo en 18 novilladas benéficas)  y  su gran amistad con Belmonte al que pinto  tres cuadros  uno de los cuales está en Valencia en el museo de Bellas Artes.
Castillo de Pedraza

                    A la llegada a Segovia   algunos  aprovechamos para visitar la Iglesia de San Millán que es realmente interesante ,  está muy bien iluminada  y conservada.
Iglesia de San Millán.

                  Con el tiempo totalmente despejado llegamos a Nieva donde visitamos el Monasterio de Santa María del que destacamos el claustro del siglo XV con sus 86 capiteles en muy buen estado , todos diferentes  y algunos con escenas muy pintorescas. El suelo del monasterio es su totalidad cementerio.

Capitel pintoresco

Interior de la iglesia

                  Posteriormente partimos hacia Cuellar donde realizamos una visita partida (mañana y tarde) recorriendo  sus Iglesias estilo románico-mudéjar . Conocimos las peculiaridades de las construcciones y detalles curiosos de las mismas como que el color azul de la carpintería de madera  tenía  como objetivo ahuyentar a los mosquitos. Por la tarde  recorrimos el Castillo  del Duque de Albuquerque , en  sus fachadas esta fielmente representado   el  típico “esgrafiado segoviano” muy abundante en la zona.

Castillo del Duque de Alburquerque
                  Nos despedimos de Segovia acompañados de la típica niebla de la zona (niebla  meona), a  partir del Guadarrama lució el sol en todo su esplendor  y así llegamos a Alcalá de Henares donde iniciamos desde la Plaza Cervantes el recorrido que nos tenían  programado. Comenzamos con una detallada visita a la universidad  para posteriormente pasar por el Corral de Comedias ( el más antiguo de España) en el que recorrimos todos sus entresijos ( palcos, foso, sótanos etc). Tras un corto paseo por la calle Mayor llegamos a la casa de Cervantes en la que pudimos visitar todas sus salas para posteriormente ver la Catedral y dar por concluida la visita .

Entrada a la casa de Cervantes
                 Bien comidos  y con la película de rigor  para los amantes del séptimo arte así como para los seguidores de Morfeo  iniciamos el regreso a nuestra querida Valencia que nos recibió con una suave lluvia.


           Como viene siendo habitual dar las gracias a todo el grupo en general por su gran responsabilidad, puntualidad  y respeto para cuantas actividades se realizaron, así como, a nuestro amable y profesional conductor Alfredo y  como  no, a nuestra querida e incombustible Esther,  que nos hace a todos que el viajar sea  mucho más agradable de lo que ya de por sí es.
No  queremos ni  podemos olvidar  a esas personas de la organización que dedican parte de su tiempo y su esfuerzo en  la planificación y empeño en lograr  que estos viajes se nos hagan cortos (doy fe que  lo consiguen).

Texto:   A. Latorre
Fotografía:  A. Latorre y Tomeu