25/5/17

CUENTOS DE VENTANAS ADENTRO

Grupo de audiovisuales

El pasado martes día 23 estrenamos en la sala de la SGAE la cuarta producción del Grupo de Audiovisuales de nuestra asociación. Vimos en una gran pantalla nuestro trabajo con la sala llena de amigos que aplaudieron y nos animaron a seguir con esta actividad una año más.

Actrices y actores que han intervenido




23/5/17

CUENTOS DE VENTANAS ADENTRO

Hoy estreno en la sala de la SGAE, c/Blanqueries, 6 a las 19 h. de la producción realizada por el Grupo de Audiovisuales:
CUENTOS DE VENTANAS ADENTRO.

Entrada libre hasta llenar aforo.


29/4/17

Miradas Fotográficas.

Visita al Museo de Bellas artes de Valencia, para ver la exposición de Miradas Fotográficas  que pone de manifiesto la rica relación entre dos medios de expresión como la fotografía y la pintura, el día 26 de abril.









Texto e imágenes de Elvira Ramos

22/4/17

EXCURSIÓN CORTES DE PALLAS- SENDERO CAVANILLES





Preciosa ruta circular, quizá una de las más hermosas y conocidas de la Comunidad Valenciana,

La senda de La Cortada también es conocida como senda Cavanilles en homenaje al insigne botánico valenciano que recorrió y describió estos parajes en sus obras escritas. Se trata de una ruta circular que nos permite admirar un paisaje de montaña bastante impresionante.


Esteban Cuéllar en su 1er volumen de “Caminando por la Comunidad Valenciana” lo explica muy bien , me permito reproducir un párrafo
“Para poder subir a la corona de la Muela y no despeñarse en el intento, construyeron los vecinos de Cortes de Pallás, hace ya cientos de años, esta atávica senda de herradura. Salvando un desnivel de unos 400 m. asciende hasta la llanura molar, en donde el Barón de Cortes tenía una hacienda. Hoy en día, a pesar de su desuso, la senda está bien preservada y en muchos trechos conserva su empedrado original. Sólo hay que recorrer su trazado para darse cuenta de la paciencia, el ingenio y la astucia, no exenta de cierta temeridad, de su construcción que aprovecha las fajas o repisas de las verticales paredes en un sinfín de lazadas que a veces se asoman al turbador vacío.”

A pesar de ser una excursión corta, reúne sin duda todos los alicientes para que no defraude a nadie.

Comenzamos la excursión en el panel de descripción de rutas de Cortes, este lo encontramos en las afueras del pueblo en la ctra. La Muela, junto al Centro Cultural “El Lavadero”



Empezamos la ascensión por una pista de cemento pero pronto nos encontramos con un antiguo camino de herradura bastante bien conservado. Vamos subiendo hacia los cortados con unas  maravillosas vistas.


Pasamos por una terrazas, que hacen de balcones hacia el pueblo y el pantano, hasta encontrarnos con el “Pino de la Cortá”, que parece desafiar a la gravedad y agarrado con todas sus raíces resiste a la fatal caída.



Momento de hacer la clásica foto de recuerdo.



Aquí nos encontramos con uno de los puntos más bellos de la ruta, desde el que podemos ver enfrente nuestro y a pocos kilómetros de distancia el castillo de Chirel, una antigua fortaleza morisca que sirvió para vigilar el río desde su atalaya situada en lo alto de la Muela del Cinto del Castillo.

También podemos observar los destrozos del incendio del verano de 2012, en los montes mas allá del embalse.



Un poco más arriba llegamos a lo alto de la muela, con una altitud superior a los 800 mt. Donde hacemos un descanso para recuperar fuerzas al lado de la gigantesca balsa que aporta agua para la central eléctrica de Cortes.



Junto a la valla de protección de dicha balsa,  llaneamos hasta encontrar la senda que nos indica el descenso.



Tomamos un sendero muy bien señalizado que nos asoma a un nuevo y espectacular paisaje. Se trata del valle donde discurre el Barranco de Cortes.


Un poco mas abajo y siguiendo la pista en Zig-Zag, nos encontramos con el “paso de la Franca”, donde hay colocada una cadena para poder sujetarse y hacer más seguro el mismo.









Al llegar al arroyo de Cortes, tenemos la suerte de verlo con bastante agua, lo que nos hace que algunas personas nos descalcemos para cruzarlo.

Este rincón es de una gran belleza, por la cantidad de saltos que tiene el agua, lo que aprovechamos para hacer fotos.

Seguimos la senda que nos lleva de vuelta al pueblo, donde comentamos la suerte que hemos tenido con el tiempo y lo bonita que ha sido la excursión, quizás una de las mas bellas del curso.

(Fotografía y texto de Antonio Guillemes. 1 abril 2017)



13/4/17

VIAJE A HUELVA. OS VOY A CONTAR UN CUENTO.


Los protagonistas de este relato, son un grupo de personas que querían conocer Huelva, no solo la ciudad,  sino también sus parques, pueblos y comarcas;  cómo vivían, cómo habían vivido sus antecesores, de que vivían ellos ahora,  cómo era su entorno natural, y lo que era mas interesante, qué comían, de que se alimentaban estos habitantes del suroeste de la península ibérica. Para ello tomaron un primer acuerdo, cuando querían viajar y concretaron que querían hacerlo en el mes de marzo de 2017, cuando Valencia está en pleno apogeo fallero.
Empezaron por buscar  en google, (como se busca todo), primero buscaron un dios (menor) que dirigiese sus destinos, y a continuación buscaron un hada que les guiase, les orientase y les sacase de apuros en su periplo aventurero. Como siempre pasa en internet, encontraron infinidad de dioses y hadas, todos ellos cual mejor que ofrecía los mejores itinerarios, a los mejores precios y con fantásticas cualidades humanas para dirigir este grupo de personas desorientadas y ansiosas por conocer otros mundos.   Hete aquí que advirtieron una página que se denomina  “nave grande”, que en lengua vernácula significa NAU GRAN, Y pensaron que al tratarse de una nave y además ser grande, era lo ideal para cubrir su objetivo.
¿Qué hicieron?, quedaron el día 30 de noviembre todos en la puerta de la oficina, y para que no se les hiciera tarde, aunque la oficina abría a las 9:00, ellas (porque ellos siempre van un poco más tarde) se presentaron a las 06:00, cuando todavía estaba de noche, y esperaron y esperaron, hasta que llegó la hora de apertura de la oficina.  Se apuntaron para realizar el viaje de sus sueños y también para salir de Valencia en fechas tan destacadas. Se inscribieron en orden y fueron pagando el importe del viaje.
Para concretar el programa de las cosas que querían hacer, ver y comer durante esos días,  primero se encomendaron a su dios, para que les hiciese aterrizar en sus sueños, y él como buen conocedor de todos los mundos, perfiló los detalles de lo que era posible visitar y que otras cosas había que dejar para otra ocasión.  Y así se fue perfilando el programa  del martes  14,  día que empezaba su viaje y los siguientes. Acto seguido fueron en busca del hada que sería quien les llevara de la mano en este viaje, le dijeron el itinerario, su promesa de portarse bien como viajeros, ser puntuales y disfrutar. El día acordado y para que no se les hiciera tarde llegaron a la estación a las 07:30,    el tren salía a las 08.00 pero ya estaban allí , mucho antes de la hora de salida para prevenir posibles incidencias.

En el viaje de ida, para desentumecer sus fuertes y robustos músculos, un grupo de ellos, hicieron estiramientos desde sus asientos,  que sabiamente les dirigió la compañera Elvira. Llegaron a Sevilla, fin de esta primera etapa y en bus siguieron su periplo viajero hasta Huelva, su lugar de destino para estos 7 días.

Conforme les habían aconsejado, tanto su dios, como la hada, ese primer día como no podrían dormir la siesta, como manda su religión, les prepararon una  comida muy, muy ligera, así es que acabado de comer, se fueron de visita guiada por la ciudad de Huelva por sus colinas, pasando por el santuario mudéjar de la Virgen de la Cinta y después se trasladaron a Moguer, donde fueron  guiados, pasearon por la ciudad visitando el antiguo Monasterio de Santa Clara , de estilo gótico–mudéjar, donde estuvo Colón antes de su  gran periplo y realizó el llamado “Voto colombino”. Después la casa del  gran poeta que sería la  enseña durante el viaje, Juan Ramón Jiménez, premio nobel en 1956. Ya anocheciendo regresaron a Huelva y tras un  breve paseo se juntaron nuevamente para degustar la cena.

Todos los días en los desplazamientos  recibían unos consejos de Juan Ramón a Platero y retazos biográficos del poeta para culturizar. Hoy se dirigen a visitar  el museo minero, la casa modelo de las utilizadas por los ingleses en su periodo de explotación de las minas, en un barrio típicamente Victoriano. La mina Peña de Hierro, con su curioso lago y donde todos lucieron cascos de protección en variados colores. Viaje en el tren minero, para ver el rio Tinto de cerca. Tras el exquisito cocido, llegaron hasta Aracena, donde visitaron, no sin esfuerzo, la cueva Las Maravillas que resultó ser realmente una maravilla de la naturaleza con lagos, estalactitas y estalagmitas. Para acabar el día subieron  el castillo y la iglesia adyacente de Nuestra Señora del Mayor Dolor. 

Los viajeros, con lo previsores que fueron para todos los detalles, no pensaron que también tenían que cenar, que no solo hay que alimentar el espíritu viendo cosas bonitas, sino que también tiene que cenar, así que les tocó tirarse a la calle a proveerse de alimentos, bien crudos o cocinados con que saciar sus necesidades. Descansaron tan ricamente que el otro día madrugaron para salir a las 06:30 para el Parque Natural de Doñana, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Llegaron con mucha antelación, como tienen costumbre este grupo de viajeros,  y a las 08:30, se pusieron en marcha los vehículos que les habrían de llevar a conocer el parque, primero a la zona de la playa, después a las dunas móviles, con sus corrales de pinos. Finalmente a las marismas y poblados abandonados. Es el espacio natural con mayor diversidad  de Europa, donde se encuentran mamíferos, reptiles y aves de numerosas especies.

Parada en la ermita de la Virgen de Rocío. Unos a verla y otros a degustar un fino o caña con gambas de la zona, a modo de aperitivo. Abundante fue la comida en el bodegón de Bollulos, gambas, chopitos, boquerones, y carne de cerdo a la parrilla, todo ello suficientemente regado con vinos. A las 16:30 estaban en la bonita población de Niebla, donde destaca la muralla, y las muchas puertas de herradura que tiene, bonita iglesia de la Virgen del Pino y el castillo con sus torreones. Este día sí que les da tiempo a pasear por la ciudad de Huelva, y comprar un pastel en Dioni y en tartería Las Alemanas, ver alguna exposición, algún monumento y tomar algunos pinchos en sus numerosos bares y restaurantes.


Otro día fue destinado a visitar el Monasterio de La Rábida, con parada en la estatua de Colón
mirando al horizonte, para dejar constancia de haber estado en aquel lugar, pasando por el estuario de los ríos Tinto y Odiel. Una vez en el monasterio realizan la visita con audioguía, y a comer en Punta Umbría abundante y exquisita y exquisitas coquinas. Ya de vuelta paseo por El Rompido y por Isla Cristina.

El sábado camino a tierras portuguesas, en Faro les espera el guía  que conduce sus pasos por la Catedral y el Museo de Los Rostros y calles comerciales, pasando a comer en restaurante Vila Adentro y exquisito Bacalao a Bras. Breve fue el paso por Tavira con su Iglesia de la Merced, gran Rio y Castillo.  De vuelta en Huelva un numeroso grupo hacen un paseo para ver la puesta de sol maravillosa desde la estructura de hierro que eran los muelles desde donde llegaba y salía el mineral hacia otros lugares.


El 19 de marzo el destino les lleva a Almonaster La Real, con subida a la mezquita. Todos quedan impresionados al ver esta pequeña maravilla tan desconocida por nosotros. Allí se  lleva a cabo una breve fiesta fallera como no podía ser menos en tan señalado día. En Cortegana el guía nos acompaña al Castillo, Iglesia  y cuenta la gran industria corcho-taponera de la zona. Desde allí a Jabugo, para la compra de manjares de cerdo ibérico.

Por la mañana del último día de periplo viajero, se dirigen en bus a Sevilla. Allí cada cual visita los lugares que más le interesaban o simplemente pasean hasta la salida del Ave que les lleva de regreso a Valencia. Las despedidas siempre son hasta el próximo viaje… Están contentos con los días pasados, tanto por lo que han visto y aprendido como los días pasados entre amigos.  Estos viajeros ya conocen, por anteriores encuentros, que cuando ellos viajan, el sol se come las nubes, y no llueve, desafiando así a las predicciones meteorológicas. Todo redondo .

(Texto y fotos de Manuel Frutos)