5/3/11

Salida de nuestro Taller de Fotografía

En esta segunda salida del “Taller de Fotografía” de la Asociación Amics de la Nau Gran, hemos practicado la fotografía de arquitectura.

Aunque los edificios y los lugares no son como las gentes, pues están obviamente fijos, no restan posibilidades fotográficas. Incluso la fotografía de edificios y lugares exigen más planificación del “punto de vista” y mucha más paciencia con la luz.

Hemos acudido a sólo dos edificios representativos de la arquitectura de la renovación urbana de Valencia en el pasado siglo. En esta ocasión nos hemos fijado en lo siguiente:

La Estación del Norte
  1. Exterior del edificio de la Estación del Norte (1906): Demetrio Ribes (1877-1921) arquitecto y doctor en físicas y matemáticas. El conjunto exterior está marcado por la simetría con dominio de líneas verticales y reminiscencias góticas (remates del edificio).

  2. Paneles de mosaico en el vestíbulo: detalles insólitos para el modernismo valenciano…influencias de las escuelas de Glasgow y de Viena. Consciente del auge económico de las exportaciones agrícolas, lo muestra al viajero desde el primer momento en que pisa la ciudad, naranjas, azahar, limones, ramos de flores, cestas con abundantes frutas, guirnaldas, motivos y escenas de la albufera, y mujeres vestidas con el traje tradicional.

  3. Detalles de los andenes (arcos biarticulados roblonados).  Ribes da un tratamiento racionalista a estos arcos, sin ocultar nada de su estructura. Desde el punto de vista plástico la unidad está en la autonomía de cada parte y no hay jerarquías entre lo que podríamos llamar arquitectura e ingeniería.

  4. Detalles de las taquillas.
  5. Arranque de la escalera que conduce a las oficinas.
  6. Detalles de lo que fue restaurante. Panel de mosaico diseñado por el pintor Mongrell. Detalle de la cerámica con tres fragmentos distintos en un brillante colorido: la cerámica troceada, el diseño pre-op, y la franja ondulante. El mosaico troceado fue una solución popular, ya histórica en el País Valenciano; elemento muy importante en el modernismo a partir de Gaudí y de Doménech.
  7. Detalles de la verja que rodea la estación, farolas exteriores.

El Mercado Central


La Valencia de 1883 tenía necesidad de construir un mercado que reemplazara los pequeños puestos que cada día, frente a la Lonja, había que montar y desmontar. La ciudad era la tercera de España y tenía 143.856 habitantes…y no tenía Mercado Público; y aún tardó en construirse 25 años más. El concurso lo ganaron Francisco Guardia vidal y Alejandro Soler y March, dos arquitectos catalanes que, en la época de la euforia propagandística de los años de las Exposiciones consiguieron acabarlo en 1928. Directamente influidos por Doménech y Montaner construyeron una estructura de ingeniosa combinación de vigas y mallas de hierro, que permiten cubiertas en forma de cúpulas. La nave central tiene 18 metros de altura y la cúpula central 30. Se trata de un gran edificio público, de gran espectacularidad. Parece como si quisiera ser la gran obra de la misma burguesía que montó las Exposiciones. A pesar de ser construido por arquitectos catalanes, la obra no es “importada” ni resulta extraña a la ciudad sino que responde a toda su ambientación histórica.
Hemos puesto especial interés en lo siguiente:


  1. Detalles de las puertas de entrada.
  2. Detalle exterior de la cúpula.
  3. Detalles e interior de la cúpula. La tecnología se muestra aquí como alarde.
  4. Columnas y puestos de las diferentes zonas.
  5. Zona de pescado.

    Podéis ver todas las fotografías de la salida de este día en este álbum cuyos autores son Antonio Ramón, Josema Alex, Lola Ruiz,MªJesús Montilla, Yvette Gillot,Pilar Moreno y Manolo Marzal



Febrero 2011.  Manolo marzal (Taller de Fotografía)