9/2/13

EL JOVEN VAN DYCK



El Museo del Prado, nos invita hasta el 3 de Marzo a visitar las maravillosas obras pintadas por Antonio Van Dyck (Amberes 1599 Londres 1647). Se conocen 160 cuadros de este periodo, de los que la Exposición presenta 50 pinturas y 42 dibujos.

Comienza con un bellísimo autorretrato que inicia cara al espejo, datado en 1615. Tendría 15-16 años. Al contemplarlo, cuesta creer que a esa edad pudiera pintar con esa luz la expresividad de su mirada. A los 22 años llega a Italia, se instala en Génova estudiando y analizando los trabajos de los grandes artistas de los siglos XV y XVI. A  su llegada ya había realizado 300 pinturas. Se relacionó con Tiziano, Tintoretto, Bassano y conoció a la mejor  aristocracia de la ciudad. Retrató entre ellos a la familia Spinola.
Cultivó diversos estilos a lo largo de su periplo por las distintas ciudades italianas en las que trabajó.


En la Exposición, podemos disfrutar de “Sansón y Dalila”  uno de los más bellos. Composición desarrollada con gran virtuosismo técnico, gran belleza cromática. Los colores de la vestimenta de Dalila son de una extraordinaria belleza, La expresividad de seducción, la mirada  de la anciana ¡sorprendentes!

Rubens fue su mentor, pero lo preparó de tal modo que llegó un momento en el que el alumno superó al maestro. Esto lo podemos comprobar paseando por la Sala de Rubens. Si pensamos a la edad  en la que fueron realizadas las obras que hemos contemplado en algunos detalles, superan al maestro.

Amigas/Amigos de la Asociación animaros a tomar el AVE y visitarla.

        (Magdalena Navarro)