15/11/13

EXCURSIÓN AL POBLADO IBERO DE LA BASTIDA DE LES ALCUSSES

Creo que todos despertamos antes de la hora programada en el despertador cuando tenemos ante nosotros el nerviosismo propio del viaje… la  ropa, el calzado la máquina de fotos, caramelos, agua, todo, todo, preparado y finalmente ya estamos entre los amigos, saludos besos, Adolfo pasando lista y ¡ya estamos en marcha! el autobús puntual, nos lleva a nuestro primer destino. 

Es un asentamiento del siglo IV  a.c. ubicado en el extremo suroeste de la Serra  Grosa en el término de Moixent  y emplazado en la cumbre de un cerro alargado y aislado a una altura de 741 metros sobre el nivel del mar; ocupa una extensión de  3,5 hectáreas con una muralla de 3 metros de anchura y dos torres adosadas para mejorar la defensa. El entorno actual del yacimiento es un espacio forestal con bosque de pino y matorral mediterráneo bajo. Aunque es conocido desde 1909, los trabajos se han visto interrumpidos por distintas causas y es el museo de Prehistoria de Valencia quien retomó los trabajos desde 1990 y ha puesto en marcha actividades didácticas gracias a las cuales pudimos visitar desde la recreación de una casa del poblado con los materiales que usaban, hasta el trazado de calles  y emplazamientos  urbanos del poblado que con la ayuda de los guías  y sus magníficas explicaciones sobre el lugar nos ayudaron a entender ese modo de vida de los primeros pobladores, los iberos.





De nuevo en el autobús, algo alborotados, partimos a un nuevo destino La Font de la Figuera el objetivo final es visitar una bodega llamada  La Viña y conocer sus vinos en un momento perfecto ya que por las fechas pudimos observar el trabajo  en los campos de la  vendimia tanto de un modo tradicional, recogiendo la uva a mano, o con unas máquinas mas modernas que hábilmente se movían entre viñedos… muy interesante , también el transporte y vaciado de la uva en las asépticas cubas y la cadena de cintas de distribución que separaba los distintos elementos, rabos, pellejos.

Esta moderna bodega fue fundada como cooperativa en 1944 con 38 socios está situada en el límite de las provincias de Valencia, Alicante y Albacete, el emplazamiento entre la meseta y el mar, proporcionan personalidad a sus vinos algo que pudimos constatar con la cata de uno de ellos… se trata de un tinto de crianza llamado Venta del Puerto nº 12 elaborado con un 25% de Cabernet de Sauvignon 25% de Syrah, 25% de Marlot y 25% de tempranillo. Y con este buen sabor de boca y el estomago cantando al vacío…. Nos fuimos  a recuperar las fuerzas a nuestro siguiente destino. El restaurante El Ramaller. Aquí nos tenemos que parar un momento. Antes de seguir……. ¡ que buen conductor tenemos!, varios hurras para Miguel  ¡¡que arte¡¡ Es un profesional como la copa de un pino… menudos caminitos, curvas y otros obstáculos salvados con una pericia y un ánimo que es de agradecer.

Por fin, llegamos al restaurante que data de 1952  y que inicialmente el abuelo de la familia que hoy lo regenta lo construyó   para albergar el ganado. Hoy conserva en su decoración elementos que recuerdan aquellos tiempos. Situado a las faldas del castillo de  Montesa , su terraza nos ofrece unas vistas espectaculares del mismo mientras nos deleitamos con un buen gazpacho manchego y  otras viandas. Absolutamente recomendable esta sencilla cocina mediterránea, con productos frescos de la tierra y el trato tan agradable que nos brindaron.
Agradecer también que el Sr. Alcalde de Montesa se brindará para abrir y enseñarnos este pequeño tesoro encerrado en la comarca de la Costera;  de posible origen ibero y romano alcanzó gran renombre con los árabes que lo convirtieron en refugio frente al castillo de Xativa, en poder de Jaime i de Aragón.

Montesa, guarda una gran historia, sus momentos más  importantes los vivió en el Regne de Valencia, dentro de la Corona de Aragón  el castillo fue  sede de la orden de Montesa cuyo fin era defender las fronteras de la  Governación;  provincia del Xuquer desde 1244 / 1707.

Y con este último paseo por la historia, dimos por terminada esta excursión , que resulto divertida, dinámica, gastronómica, saludable y organizada con maestria  por todos aquellos que la hicieron posible, Adolfo, Ester, Miguel.  GRACIAS.

Por cierto, hubo película…. Pero no cuento nada …. No terminó,  por lo tanto,  la historia continua….


Manuela Estellés